Doctor en casa - Alimentación

Mantén distancia con la mala alimentación

En dos meses que lleva el periodo de cuarentena por la emergencia sanitaria del COVID-19, un tema constante es el cambio en los hábitos alimenticios que están

En dos meses que lleva el periodo de cuarentena por la emergencia sanitaria del COVID-19, un tema constante es el cambio en los hábitos alimenticios que están arrojando datos de aumento de peso de uno a cinco kilos, según encuestas realizadas por los departamentos de salud de España y Argentina. En nuestro país, hay alarmantes cifras de obesidad y sobrepeso, donde el 39.1% de los mexicanos mayores de 20 años tienen esta condición, informa la Secretaría de Salud.

El distanciamiento social, el cambio radical en las actividades, insomnio o dormir de más, el sedentarismo obligado, así como algunos periodos de ansiedad y estrés por no saber a ciencia cierta qué pasará detonan que se visite más el refrigerador de lo que se quisiera.

Tomar un snack extra para el maratón de series, se convirtió en un hábito para ir ‘matando’ el antojo antes la comida. Las cantidades se fueron perdiendo y a lo mejor fueron cambios inconscientes que ahora ya van cobrando la factura.

AJUSTA TUS HÁBITOS

Si ya notaste un poco este descontrol, hay que tomarlo con calma sin nada radical y realizar algunos ajustes como: Establecer tu plan de comer de cinco a seis veces al día, cuida la cantidad y calidad de la comida, dale prioridad a la ingesta de proteínas que de carbohidratos, así como evitar los alimentos altos en grasas y azúcares, mantener la hidratación con agua natural o mineral, evitar lo más que se pueda los refrescos, alcohol y preferir las aguas de frutas.

Sigue un buen horario de sueño porque desvelarse o dormir de más también propician que quieras comer extra y no precisamente una ensalada.

Limita lo más que puedas comprar comida chatarra porque al tenerla se caerá en la tentación, darte un gusto el fin de semana se vale.

Quizá el entretenimiento en este momento es jugar con el celular, videojuegos o donde no implique movimiento, tratar de levantarse cada media hora, más si estás en ‘home office’, donde cuando lo menos esperas ya estás en una mala postura.

Comentarios