Doctor en casa - Enfermedades

¿Te falta el aire, incluso al dormir?

Personas con sobrepeso pueden sufrir síndrome de hipoventilación por obesidad

Una de las afecciones que sufren las personas con sobrepeso es el síndrome de hipoventilación por obesidad (SHO), el cual causa bajos niveles de oxígeno en la sangre y altos niveles de dióxido de carbono.

Básicamente, no se tiene una buena ventilación pulmonar al no inhalarse y/o exhalarse aire correctamente.

Este síndrome está muy ligado a otra enfermedad asociada con la obesidad, la apnea del sueño, la cual se caracteriza por pausas en la respiración por períodos breves durante la noche.

Si usted tiene exceso de peso y nota que generalmente le falta el aire o se ahoga al realizar cualquier actividad física, incluso mientras duerme, es posible que sufra de SHO.

SÍNTOMAS

Durante el día, se pueden observar síntomas como letargia y somnolencia, dificultad para respirar bien, dolor de cabeza y depresión. Por la noche, algunos trastornos respiratorios del sueño se presentan como ronquido severo y apnea. La piel también se ve afectada, se puede observar una coloración azulada en los labios y dedos de las manos o pies, o piel de color rojizo; incluso hinchazón de piernas y pies.

No se conoce una causa en específico detrás de esta condición, sino que puede llegar a ser una combinación de varios factores.

Por una parte, el exceso de peso produce una fuerte presión sobre la caja torácica lo que impide una respiración profunda y eficaz. Aunado a esto, se relaciona a un defecto en el cerebro que no le permite controlar correctamente la respiración.

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE SABER SI PADECE SHO?

Si no es tratado, el SHO puede llegar a tener consecuencias graves. A largo plazo, puede llegar a ser hospitalizado o presentar problemas de corazón, debido a la presión que ejerce la falta de oxígeno sobre este órgano. Si se trata, su calidad de vida simplemente mejorará en muchos sentidos.

Lo primero que se recomienda es corregir el exceso de peso y el cambio de hábitos en la vida diaria. Al perder peso, mejorar la alimentación e incrementar la actividad física los síntomas se contrarrestan significativamente. En ocasiones, se recomienda la cirugía bariátrica para ayudar a la pérdida de peso rápida y sostenida.

Se ha demostrado que hasta el 90% de los pacientes resuelven su apnea del sueño dentro de los primeros 20 kilogramos perdidos y se tiene una mejora significativa en trastornos como el ronquido y afecciones pulmonares. Mientras se pierde el peso requerido, puede llegar a ser necesario el uso de dispositivos de ventilación para revertir el síndrome y ayudar a que el oxígeno llegue adecuadamente a la sangre.

Es recomendable que consulte con su médico o cirujano bariatra la causa de sus síntomas y establezca con él el tratamiento más adecuado para su caso.

Comentarios