Doctor en casa - Bienestar

Prioriza el sueño y el buen descanso siempre

No es algo para descartarse y si estás en esa línea recuerda que es una necesidad biológica

A veces, el ritmo de la vida moderna apenas da tiempo para detenerse y descansar. Esto puede hacer que dormir bien por la noche de forma regular parezca un ‘sueño’ y resulta frustrante escuchar cuán importante es hacerlo. Sin embargo, existen cosas sencillas que pueden mejorar las probabilidades de dormir bien por la noche.

Hay tratamientos disponibles para muchos trastornos del sueño comunes, por ejemplo la terapia cognitiva conductual puede ayudar a quienes padecen de insomnio.

Muchas personas con apnea del sueño se ven beneficiadas al utilizar un dispositivo llamado máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP).

Estas máquinas mantienen abiertas las vías respiratorias para que se pueda respirar.

Otros tratamientos pueden incluir protectores bucales especiales y cambios en el estilo de vida.

Aunque la Organización Mundial de la Salud recomienda para todas las personas en general: intentar priorizar el sueño en la mayor medida de lo posible, ya que dormir no es algo descartable, sino una necesidad biológica.

RECOMENDACIONES PARA ESTABLECER HÁBITOS DE SUEÑO

Sigue un horario de sueño. Procura acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.

  • Haz algo de ejercicio todos los días. Pero evita hacerlo antes de la hora de dormir, porque obtendrás el efecto contrario. Si no puedes practicarlo en la mañana busca actividades como yoga o pilates que no te dejen acelerado.
  • Sal al exterior. Trata de obtener luz solar natural durante al menos 30 minutos todos los días.
  • Evita la nicotina y la cafeína. Ambos son estimulantes que te mantienen despierto. La cafeína puede tardar de seis a ocho horas en desaparecer por completo de tu cuerpo.
  • No tomes siestas después de media tarde y procura que sean breves.
  • Evita el alcohol y las comidas abundantes antes de acostarte. Ambos pueden impedir un sueño reparador y profundo.
  • Limita los dispositivos electrónicos antes de acostarte. Intenta leer un libro, escuchar música u otra actividad relajante.
  • Crea un buen ambiente para dormir. Mantén una temperatura fresca, evita distracciones de luz y sonido. Apaga tu celular.
  • No te quedes en la cama despierto. Si no puedes conciliar el sueño después de 20 minutos, levántate y realiza una actividad relajante hasta que vuelvas a sentir sueño.

Comentarios