Doctor en casa - Alimentación

Día Mundial de la Leche 2021

La leche brinda más de 15 nutrimentos, proteínas, minerales y vitaminas, haciéndola un pilar de la alimentación

En el 2001, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), estableció el 1° de junio como el día para reconocer la importancia de la leche para la alimentación mundial.

Son pocos los alimentos que gozan de las características de los lácteos, por lo que se destaca la contribución que hacen a la nutrición del ser humano, así como en el crecimiento económico de las naciones.

La leche satisface uno de los momentos de mayor demanda nutricional en todos los mamíferos, que es el periodo de lactancia.

Aporta más de 15 nutrimentos, distinguiéndose por su contenido de proteínas, minerales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio, selenio, zinc y vitaminas como B2, B5, B12, A y D.

Es especialmente rica en proteínas y calcio, importantes en las etapas de crecimiento y desarrollo, así como para el mantenimiento de la masa ósea y músculos en cualquier etapa.

Sin embargo, el calcio no solo vital para la formación de dientes y huesos, también es indispensable para la contracción muscular, la coagulación de la sangre y la transmisión de señales nerviosas.

Cuando no alcanza para cubrir sus funciones, nuestro cuerpo lo toma de los huesos y se corre el riesgo de padecer pérdida de la densidad ósea.

Incluir alimentos lácteos contribuye a cubrir los requerimientos diarios, ya que además de contener cantidades significativas, puede ser mejor utilizado por el cuerpo que el calcio de fuentes vegetales.

Por ejemplo: para conseguir la misma cantidad de calcio de un vaso de leche necesitaríamos consumir 4.5 tazas de brócoli cocido o 9 tazas de espinaca cruda.

Hablando de la calidad de las proteínas y su accesibilidad, las de la leche y el huevo son las que se encuentran en los primeros lugares.

Son de fácil asimilación y contienen aminoácidos indispensables.

Las proteínas ayudan a formar las células, tejidos y órganos, tienen una función estructural y por ello son fundamentales. En el adulto son importantes para la formación y mantenimiento de los músculos y además, para la formación de anticuerpos, hormonas, enzimas.

Para el adulto mayor, ayudará a disminuir la pérdida de masa y fuerza muscular propia del envejecimiento.

Pese a su relevancia nutricional, la leche enfrenta el reto de superar el estigma generado por tendencias que recomiendan no consumir lácteos, fundamentadas en mitos que carecen de rigor científico y ponen en riesgo el cumplir con las necesidades nutrimentales.

Te recomendamos que antes de evitar consumir lácteos y dejar de recibir sus beneficios, investigues más acerca de estos mitos de fuentes confiables.

Comentarios