Doctor en casa - Bienestar

Wing Chun: un arte marcial como parte de la vida

La enseñanza clásica de esta rama del Kung Fu, se enfoca en aprender a poseer una visión global y objetiva del entorno

El Wing Chun es un estilo de Kung Fu diseñado para la defensa personal, sustentada por su filosofía práctica “simple, rápido y eficaz”. Además, tiene la ventaja de que no necesita fuerza extrema, y todo el mundo puede practicarlo, sin importar complexión física, género o edad.

El Sifu o Maestro, Sergio Malakara, es el encargado de impartir cátedra en la academia situada en Monterrey, mientras que el instructor Cristian Leos Alvarado, hace lo propio en Torreón.

“El sistema está diseñado para la defensa personal y algo interesante es que a través de los años la técnica no se ha perdido y se ha enriquecido para la solución de problemas bélicos en la calle, para el resguardo de la integridad personal en la calle”, puntualizó el Sifu Malakara.

“También sirve para defensa familiar, uno cuando no va solo tiene la posibilidad de contar con técnicas especializadas en todo tipo de ataque”. 

Visión objetiva del entorno

Los instructores aclaran que es necesario contar con la técnica y cadencia que sólo se puede lograr entrenando en una academia, también se vuelve imprescindible la habilidad de aplicarlo a cuestiones de la realidad, donde el estilo ceremonial queda fuera del contexto dando cabida a la practicidad y efectividad.

“Siempre cabe precisar que una cosa es entrenar en la escuela, realizar los movimientos de manera ortodoxa, donde se muestran cabalmente los principios y las técnicas, y otra muy diferente es la cuestión de ‘aplicación’ contra diversos ataques, desde los agarres, los derribos, ya entra en el ámbito del combate callejero, donde si bien la técnica es la misma, se sacrifica la parte ‘vistosa’ y se vuelve más práctico para eficientar sus resultados”.

 No importa la condición física, pues el Wing Chun está enfocado en que sus practicantes aprendan a poseer una visión global y objetiva de su entorno, que les ayudará a identificar los factores que les puedan ayudar a protegerse. Además, calcular la distancia entre su persona y el atacante facilitando así el dominio de la agresión, que permitirá a su vez utilizar la fuerza y vestimenta del contrario a favor de la defensa.

Cualquiera puede practicarlo 

“Cualquier persona puede aprenderlo, lo que se requiere es humildad, respeto y voluntad, sobre todo esta última. Hay gente que asiste por periodos cortos porque le gusta decir “yo sé o yo estuve”, pero la realidad es que en 3 meses lo aprendido no será suficiente”.

Hay que hacer Wing Chun en la academia, pero también hay que hacerlo en casa, en la vida “porque no puedes esperar resultados ni mejoras dedicándole el entrenamiento solo a la escuela, la forma de aprender implica llevar “tarea” a casa y adecuar un espacio para desarrollar las habilidades propias”.

Datos de Contacto

Para los interesados en esta milenaria técnica de origen Shaolin, pueden visitar la página https://wingchunmonterrey.com para más información, además pueden encontrarlos en facebook como @WingChunTorreon y @WingChunMonterrey.

Comentarios