Doctor en casa - Bienestar

Aprovecha tu rutina con la postura correcta

Así se ganará más fuerza muscular y lo importante: evitar desgarres o rupturas

Estar conscientes y darle la importancia debida a la postura de nuestro cuerpo al momento de realizar ejercicio, ayudará a corregir malos hábitos, lo que llevará a otros factores como fuerza muscular y estiramiento.

1440839.jpeg

Al encontrar este equilibrio se logrará evitar un daño como desgarres o rupturas. Hay que darle tiempo de conocer las posturas correctas para cada ejercicio, ya que esto permitirá ejecutarlas de manera adecuada, cuidando zonas como la columna, la cual está propensa a sufrir lesiones debido a las malas ejecuciones y movimientos indebidos.

Lesiones desapercibidas  1440841.jpeg

Muchas de las lesiones incluso pueden pasar desapercibidas, pero con el tiempo se convierten en un recordatorio diario de la falta de conciencia y el exceso de confianza que se tuvo años atrás.

Calentamiento 1440842.jpeg

Los ejercicios de calentamiento deben de ser un hábito no sólo para quienes realizan ejercicio, sino, para todos antes de comenzar nuestra rutina diaria, así se preparan los músculos, ligamentos, articulaciones y es una forma de prevenir lesiones.

Protege la columna 

Debemos intentar mantener la columna vertebral en una posición neutral, respetando sus curvas naturales. De abajo arriba: la lordosis lumbar (hacia adentro), la cifosis dorsal (hacia afuera) y la lordosis cervical (hacia adentro). Forzar estas curvas en alguna dirección, aumentando o reduciendo sus grados, puede provocar lesiones. Para proteger la columna vertebral es conveniente fortalecer los músculos que la rodean para además, evitar enfermedades. De esta manera evitaremos cambios de postura bruscos o difíciles de controlar por la debilidad de una zona determinada.

Reglas básicas para evitar lesiones 

Hay algunas recomendaciones básicas que debemos tener en cuenta durante los entrenamientos deportivos, pero muchos también sirven para cualquier situación cotidiana:

1440843.jpeg

- Mantener la espalda recta.

- Para recoger un objeto debemos flexionar las piernas, en lugar de doblar la columna.

- Hacer ejercicios de calentamiento general, en una bicicleta estática o elíptica. En exteriores podemos correr durante unos minutos.

- Calentar bien las articulaciones, con especial atención a las relacionadas con la rutina que tengamos para ese día.

- Respirar con el vientre. De esta manera fortaleceremos los músculos abdominales y tonificaremos la parte inferior de la espalda.

- Tras cada entrenamiento es necesario realizar ejercicios de estiramiento.

Comentarios