Doctor en casa - Bienestar

Donar sangre para que el mundo siga latiendo

Cada 14 de Junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, para crear conciencia sobre la importancia que tiene su disponibilidad

La sangre y los productos sanguíneos, así como su transfusión, son un aspecto fundamental de la atención y la salud. Cada día se salvan millones de vidas y mejorar la salud y la calidad de vida de muchos pacientes. 

Aunque la necesidad de sangre es universal, el acceso para todos los que la necesitan no lo es, pues la escasez de sangre está particularmente marcada en los países en desarrollo.

Este día ofrece una oportunidad para convocar a los gobiernos y las autoridades sanitarias nacionales a que proporcionen los recursos suficientes y establezcan sistemas e infraestructuras, que permitan aumentar la obtención de sangre.

Como cada año, el lema de la celebración está enfocado en un tema en específico y para este 2021 será “Dona sangre para que el mundo siga latiendo”. El mensaje enmarca la importancia que tiene la contribución de los donantes para mantener el pulso del mundo, salvar vidas y mejorar la salud de los demás. 

Además, refuerza el llamado mundial para que más personas de todo el mundo donen sangre periódicamente y contribuyan a mejorar la salud.

Italia será el país anfitrión del Día Mundial del Donante de Sangre 2021, mediante su Centro Nacional de Sangre. El evento mundial se llevará a cabo en Roma el 14 de junio de 2021.

Otro de los objetivos de este año, es crear conciencia en la población joven para garantizar un suministro de sangre segura, pues es un hecho el éxito que se ha tenido en muchos países, gracias a las actividades e iniciativas encaminadas a donaciones de sangre voluntarias y no remuneradas. 

En muchas sociedades, los jóvenes representan una gran parte de la población y, por lo general, son sumamente idealistas, entusiastas y creativos.

Para la campaña 2021, se tienen algunos objetivos específicos, los cuales son:

  • Agradecer a los donantes de sangre de todo el mundo y generar una mayor conciencia pública en lo que respecta a la necesidad de contar con donaciones de sangre periódicas y no remuneradas.
  • Promover los valores comunitarios de la donación de sangre para fortalecer la solidaridad comunitaria y la cohesión social.
  • Alentar a los jóvenes a que respondan al llamado de donar sangre e inspiren a otros a hacerlo.
  • Celebrar las posibilidades de los jóvenes como asociados en la promoción de la salud.

Comentarios